Uso sencillo y flexible 

Gracias a su cono acústico ajustable y una zona ciega pequeña, los nuevos sensores de ultrasonidos de Leuze de las series 420B y 412B se pueden utilizar en muchas aplicaciones diferentes.
 
Para los operadores de sistemas que buscan reducir el número de sensores diferentes utilizados en sus instalaciones, las series 420B y 412B de Leuze son la elección adecuada. Estos nuevos sensores de ultrasonidos de conmutación (HTU) y de medición (DMU) disponen de un cono acústico ajustable, por lo que se adaptan a cada aplicación de manera extremadamente flexible. El cono acústico se puede ajustar mediante una interfaz IO-Link a tres intervalos de alcance (estrecho, medio o ancho) para adaptase a cada aplicación. Como resultado de ello, los sensores de ultrasonidos funcionan con la máxima precisión y son capaces de detectar de manera fiable en situaciones en las que los sensores ópticos llegan a sus límites. También detectan con facilidad superficies brillantes, reflectantes, muy oscuras o transparentes, así como líquidos. La serie 420B, que sustituye a la serie 420, está formada por sensores de ultrasonidos en carcasas cúbicas y compactas de plástico. Con los nuevos dispositivos, los usuarios se benefician de zonas ciegas más pequeñas con un alcance igual o superior del sensor. La serie 412B complementa la gama de sensores cilíndricos en carcasas M12 con dispositivos que incorporan IO-Link y salida analógica.

Máxima flexibilidad en la carcasa roja 
Gracias a su cono acústico ajustable, la interfaz IO-Link y dos salidas de conmutación, los sensores de ultrasonidos HTU420B en la carcasa roja están indicados para tareas de detección exigentes. Por ejemplo, se pueden detectar dos niveles de llenado o se pueden supervisar dos posiciones simultáneamente. El cono acústico ajustable convierte a los sensores en todoterrenos flexibles. Por ejemplo, un cono acústico estrecho es adecuado para detectar un nivel de llenado a través de pequeñas aberturas en los recipientes. Un cono acústico amplio, por su parte, sirve para grandes áreas y es ideal en el caso de productos a granel u objetos reflectantes y difusos con superficies o estructuras complejas. Su filtro de interrupción reconoce cambios breves en la medición dentro de un intervalo determinado causados por objetos perturbadores, como por ejemplo agitadores. El sensor omite estas señales perturbadoras mediante la interfaz IO-Link, garantizando así el perfecto funcionamiento del proceso de producción. 

Para la medición precisa de distancias 
Para medir distancias los operadores de sistemas también pueden utilizar los sensores de distancia por ultrasonidos DMU420B y DMU412B. Estos dispositivos tienen una salida analógica (de corriente o tensión), una interfaz IO-Link y un cono acústico ajustable.

Solución económica en carcasa negra 
La Sensor People de Leuze también ofrece el sensor de ultrasonidos HTU420B en un diseño estándar con una carcasa negra de plástico. Se trata de una solución económica con una salida (Push-Pull), idónea para tareas de detección sencillas. Ambas versiones se encuentran disponibles con alcances de 10 a 250 mm, 15 a 500 mm y 20 a 1000 mm. La serie HTU412B tiene un alcance de 15 a 500 mm. 

Configuración rápida
Los sensores cúbicos tienen unas dimensiones extremadamente compactas de 20,5 x 41,0 x 15,0 mm. Los sensores cilíndricos de la serie HTU412B también tienen una longitud de solo 50 mm, por lo que resultan especialmente adecuados para aplicaciones con poco espacio. Todos ellos se pueden configurar y poner en funcionamiento de forma rápida y sencilla mediante un botón Teach, a través de la entrada de Teach o de IO-Link.