Control de presencia eficiente

Convincente y económico: los nuevos sensores de la serie 5B de Leuze detectan objetos de forma extremadamente fiable y rentable. Estos sensores también destacan por su fácil manejo.

Owen, August 11, 2023 – Los sensores para el control de presencia en la intralogística, los procesos de envase y embalaje o en la industria de automoción a menudo han de cumplir varios requisitos: deben detectar objetos con fiabilidad, ser fáciles de instalar y, por encima de todo, ser rentables. De ahí que Leuze haya desarrollado la nueva serie 5B. Estos sensores destacan por su manejo flexible y proporcionan una excelente rentabilidad. Estos argumentos a menudo son decisivos cuando un sistema precisa un gran número de sensores. Leuze ofrece estos sensores como fotocélulas reflexivas, fotocélulas de barrera y fotocélulas autorreflexivas. La serie 5B está certificada para un índice de protección IP 67 y ECOLAB.

Ajuste y puesta en marcha rápidos
Gracias a su carcasa compacta (11 x 32,4 x 20 milímetros), los sensores son ideales cuando el espacio de instalación es limitado. Como resultado de ello se pueden instalar, por ejemplo, cerca de cintas transportadoras. Además, la serie 5B es compatible con su serie predecesora por lo que se refiere al montaje, lo cual facilita la modernización. Las inserciones de metal con rosca M3 también contribuyen a facilitar el montaje. Además, la configuración es muy sencilla: gracias al potenciómetro de sencillo uso, los operadores de sistemas pueden ajustar los sensores con rapidez y adaptarlos a las condiciones cambiantes en cualquier momento. El punto de luz homogéneo y claramente visible hace que los sensores se puedan alinear con facilidad. Diversas opciones de conexión eléctrica, como por cable, conector M8 o pigtail, contribuyen a la flexibilidad máxima. Otra de sus ventajas respecto a la instalación y la pantalla de estado es el indicador LED visible 360°.

También detecta objetos brillantes
Los sensores de la serie 5B detectan con fiabilidad incluso objetos despolarizados, como objetos reflectantes, envueltos o brillantes. Las fotocélulas de barrera funcionan con una frecuencia de conmutación de hasta 900 Hz, por lo que ofrecen un alto rendimiento y reserva. El alcance de este modelo es de hasta 15 metros, y hasta 6,5 metros en el caso de las fotocélulas reflexivas. Los sensores difusos funcionan a una frecuencia de hasta 1000 Hz. Por último, pero no por ello menos importante, Leuze también ha pensado en la protección frente a accesos no deseados: la conmutación claridad/oscuridad de la salida puede proteger frente a intentos de manipulación mediante la conexión por cable.