Sensores para el llenado de bebidas

Las instalaciones de envasado de bebidas llenan botellas de vidrio, latas y recipientes PET de forma muy automatizada y a una velocidad impresionante. A parte de la velocidad, la fiabilidad y la máxima disponibilidad de la instalación también son cruciales. Como proveedor de sensores para el llenado de bebidas líder en el mercado, ofrecemos soluciones para todas las aplicaciones a lo largo de este proceso: desde el llenado, el etiquetado y el embalaje, hasta la paletización y el envío.

Las aplicaciones son muy diversas igual que lo es nuestra gama de sensores. Las fotocélulas reflexivas precisas de la serie PRK 18B son nuestras expertas en la detección exigente de objectos transparentes. Una función de seguimiento (tracking) especial e integrada en los sensores compensa la suciedad que pueda producirse y garantiza una elevada disponibilidad de sus instalaciones. Los sensores de acero inoxidable de las series 53C y 55C destacan por un diseño higiénico, así como por una alta resistencia a los detergentes y a grandes fluctuaciones de temperatura. El sensor de agua LS55C.H2O detecta fiablemente cualquier líquido acuoso en una variedad muy amplia de recipientes. Estos sensores de acero inoxidable compactos satisfacen el índice de protección IP 69K y cuentan con la certificación ECOLAB.

01 Detección de preformas PET

Requisito:
En instalaciones de llenado de botellas de plástico, se forman botellas PET hinchando preformas. Para ello, se debe detectar la preforma transparente en la alimentación de la máquina de moldeo por soplado.

Solución:
Las fotocélulas reflexivas de las series 25C, 55C y 18B con autocolimación detectan de forma fiable objetos transparentes. Son óptimas para tareas de detección en máquinas de moldeo por soplado, ya que pueden compensar las fluctuaciones de temperatura y la suciedad.

02 Detección de botellas PET

Requisito:
Tras haber calentado y soplado la preforma en el molde, el sensor debe detectar con mucha fiabilidad la botella PET muy fina y altamente transparente. Solo así se puede garantizar un funcionamiento de la máquina de moldeo por soplado sin interferencias.

Solución:
Las fotocélulas reflexivas PRK 55C y PRK 18B con filtro de polarización están desarrolladas específicamente para la detección de botellas muy transparentes. Una función de compensación de nivel de suciedad y temperatura compensa las interferencias del entorno. De este modo, permiten un funcionamiento duradero de la máquina sin necesidad de tareas de mantenimiento imprevistas.

03 Protección de puntos peligroso en la limpieza de botellas

Requisito:
Las aberturas de las máquinas garantizan una buena accesibilidad de la instalación. Durante el funcionamiento, se deben proteger los puntos peligrosos mediante equipos de protección ópticos, incluso en entornos adversos, como, por ejemplo, las máquinas de limpieza de botellas.

Solución:
Las cortinas ópticas de seguridad MLC 500 son una solución flexible para la protección de las aberturas de la máquina. Estas están disponibles con una resolución a partir de 14 mm y con longitudes del campo de protección de hasta 3.000 mm. Los modelos con índice de protección IP 69K en un tubo de protección encapsulado son ideales para entornos exigentes.

04 Detección de salientes

Requisito:
Las botellas retornables se transportan a través de un medio de transporte en masa para la máquina de limpieza de botellas y, allí, se distribuyen en filas. A continuación, mediante un sistema de agarre se colocan automáticamente en las celdas de limpieza. Los sensores se utilizan para detectar posibles colisiones o botellas «que rebotan».

Solución:
Las fotocélulas reflexivas PRK 46C en carcasa de plástico con índice de protección IP 69K están equipadas con una elevada reserva de funcionamiento para esta aplicación. La especial geometría del punto de luz reacciona solo a las botellas y no a las salpicaduras, garantizando así una gran disponibilidad.

05 Detección de botellas en la estrella de transferencia

Requisito:
El llenado de botellas se caracteriza por velocidades muy altas. Para que el proceso sea fluido, hay que asegurarse de que todas las posiciones de la estrella de transferencia estén ocupadas con botellas antes del llenado.

Solución:
La fotocélula autorreflexiva HT55C con supresión de fondo detecta de forma fiable las botellas en la línea de llenado sin necesidad de un reflector. Una certificación ECOLAB y el test de larga duración ampliado de los productos de limpieza de Leuze CleanProof+ garantizan la funcionalidad del sensor en áreas húmedas y en procesos de limpieza intensivos.

06 Detección de nivel durante el llenado

Requisito:
En una máquina de llenado se llenan recipientes con agua. El nivel de llenado debe ser idéntico en todos los recipientes; debe evitarse el llenado insuficiente.

Solución:
Las fotocélulas de barrera LS / LE55CI.H2O están desarrolladas para la detección de líquidos acuosos y para el control del nivel de llenado. El sistema emisor y receptor de la serie 55C de acero inoxidable con diseño Wash-Down tiene una elevada potencia de transiluminación y puede utilizarse asimismo en envases no transparentes y con etiquetas de plástico.

07 Detección de botellas llenas

Requisito:
Tras el proceso de llenado, se deben detectar botellas vacías para detectar fugas en botellas PET y de vidrio. Resulta especialmente difícil cuando en un recipiente no transparente se encuentra un líquido transparente.

Solución:
La fotocélula de barrera LS / LE55CI.H2O está desarrollada con una longitud de onda óptima para la detección de líquidos acuosos en recipientes transparentes u opacos. Durante el llenado, las exigencias de limpieza y del entorno son muy altas. Por eso, los sensores de acero inoxidable están diseñados con índice de protección IP 69K.

08 Detección de presencia de tapones

Requisito:
Tras el proceso de llenado, se cierran automáticamente las botellas con tapones giratorios o corchos. Para asegurar un proceso de producción sin interrupciones, se debe comprobar la presencia de tapones en la alimentación. Además, no siempre se puede montar un reflector.

Solución:
La detección de presencia se puede solucionar con fotocélulas reflexivas como la PRK 3C. En los casos en los que no se puede montar ningún reflector, es óptimo utilizar una fotocélula autorreflexiva con punto de luz largo para objetos perforados e irregulares, como la HT3C.XL. Alternativamente, para la detección de chapas se puede utilizar un sensor inductivo IS 200.

09 Alimentación de tapones

Requisito:
En máquinas de llenado y selladoras se deben detectar de forma fiable tapones individuales en la alimentación de tapones en su paso a la selladora.

Solución:
Los sensores de horquilla GS 04B y GS 08B son ideales para la detección de piezas pequeñas. Puesto que el emisor y el receptor se encuentran en un solo equipo, la solución compacta se puede integrar fácilmente y sin alineación. Los sensores se posicionan transversalmente a la alimentación, de modo que cada tapón interrumpe el haz de luz.

10 Supervisión de puertas y compuertas

Requisito:
A menudo en las máquinas son necesarias puertas y compuertas, por ejemplo, para cambiar los materiales consumibles o para la limpiar la máquina. Estas deben estar cerradas durante el funcionamiento. Para evitar peligros, se debe supervisar de forma segura que estas están cerradas.

Solución:
Los sensores de proximidad de seguridad con codificación magnética MC 300 supervisan puertas y compuertas. Gracias a su diseño cerrado y a su modo de funcionamiento sin contacto, estos son especialmente adecuados para su uso en entornos adversos y húmedos. Además, gracias a sus diseños cúbicos y cilíndricos, los equipos se pueden integrar fácilmente.

11 Control de tapones

Requisito:
Tras sellar las botellas, se comprueba el encaje del tapón en una estación de control. Solo los tapones correctamente encajados garantizan el sellado correcto de las botellas.

Solución:
El sensor Simple Vision IVS 1048i puede determinar si el tapón de la botella está cerrado correctamente con su amplio conjunto de herramientas. Una interfaz gráfica fácil de usar garantiza la configuración rápida y el funcionamiento fluido del sensor.

12 Detección de posiciones

Requisito:
En los procesos rápidos del llenado de bebidas es importante poder detectar recipientes con la máxima precisión. En las máquinas de inspección, se debe activar la cámara en la posición exacta de la botella. Para ello, se requieren sensores con tiempos de respuesta cortos y un punto de luz focalizado y alineado.

Solución:
Las fotocélulas reflexivas con luz láser y carcasa de plástico de la serie PRK 3CL o carcasa de metal, como las series PRK 55CL o PRK 18B, permiten una activación precisa con una fluctuación muy pequeña.

13 Detección de botellas durante el transporte

Requisito:
Para el posterior proceso de llenado, las botellas se deben posicionar a intervalos para evitar que colisionen unas con otras y, así, prevenir la contaminación acústica. En las líneas de transporte se encuentran segmentos cortos de la cinta transportadora en los cuales sensores detectan la posición de las botellas transparentes.

Solución:
Gracias a su punto de luz focalizado y su función de autocolimación (para detectar pequeñas diferencias en las señales), las fotocélulas reflexivas PRK 18B y PRK 55 garantizan un funcionamiento duradero y sin interferencias. Como solución inicial, hay la PRK5.R con reflector especial.

14 Detección del nivel de llenado en el transporte en masa

Requisito:
Se transportan recipientes en caudal másico en cintas transportadoras a la siguiente estación. Para lograr un flujo continuo, se debe supervisar la cantidad de botellas que pueden ser llenadas. Para detectar diferentes tamaños y formas de recipientes de forma fiable, se requiere un sensor con un gran campo de detección.

Solución:
Los sensores de ultrasonidos robustos e insensibles HTU 318 y HTU 418 en carcasa de metal o de plástico con un gran lóbulo de detección, así como con uno o dos puntos de conmutación ajustables independientemente uno de otro vía IO-Link, son óptimos para aplicaciones con formatos y colores de recipientes cambiantes.

15 Detección de la posición en el flujo de masa

Requisito:
Para detectar interferencias en el caudal másico, se puede crear un perfil uniforme de las superficies desde arriba. Los huecos, p. ej. a causa de latas caídas, deben poder detectarse fiablemente.

Solución:
La cortina óptica CML 700 en posicionamiento en V está desarrollada para la medición de objetos en movimiento a su paso y detecta anomalías a lo largo de todo el ancho de medición. Dado que los fallos no reflejan la luz del emisor en el receptor, el sensor los detecta de inmediato. Hay disponibles varias interfaces.

16 Control de filas

Requisito:
Para el control de pasillos en la alimentación para la formación de packs, se deben evitar los huecos. Para ello, los recipientes se ordenan en filas y se estiban en las posiciones adecuadas. Siempre que se produce un hueco este se debe detectar y solucionar a través del control de la cinta transportadora.

Solución:
Los soportes mecánicos en combinación con sensores son una solución sencilla para la detección de la posición final. Mediante brazos de metal en los soportes de plástico se puede detectar la posición final con un sensor inductivo, p. ej. IS 218 o IS 212 en carcasas de metal o de acero inoxidable.

17 Protección de puntos peligrosos

Requisito:
En un sistema de limpieza para bidones y KEGS hay accesos para la intervención manual. Para proteger los puntos peligrosos se requieren sensores de seguridad con un alto índice de protección IP.

Solución:
Las cortinas ópticas de seguridad MLC 500-IP protegen los puntos peligrosos en áreas sensibles en cuanto a la higiene y disponen del índice de protección más alto IP 69K. Para ello, las cortinas ópticas están montadas en un tubo transparente y encapsulado. Gracias a las diferentes resoluciones y longitudes del campo de protección, estas se pueden adaptar de forma óptima a la aplicación.

18 Control de posición en entornos con riesgo de explosión

Requisito:
En el llenado de materiales explosivos, como sustancias o polvos fácilmente volátiles, se deben utilizar sensores especialmente protegidos. En las áreas peligrosas, los sensores ópticos deben tener una certificación ATEX.

Solución:
La fotocélula reflexiva PRK 55 Ex en combinación con un reflector es una solución fiable para la detección de la posición en zonas con riesgo de explosión. Los sensores de la serie 55 Ex son ideales para entornos de la zona Ex 2 (gas) o 22 (polvo).