Sensores para el envasado de productos lácteos

En el llenado y envasado de leche y productos lácteos, los requisitos de higiene para los sistemas de automatización son especialmente elevados. Además, se producen grandes diferencias de temperatura entre los tiempos de funcionamiento y los ciclos de limpieza que tienen lugar de forma periódica. Todos los componentes de las máquinas de embalaje deben soportar altas presiones y temperaturas durante el proceso de limpieza, además de productos de limpieza agresivos.

En las áreas de producción donde existe el contacto directo con los alimentos, solo se pueden utilizar sensores con carcasa de acero inoxidable y ventanas de plástico. Disponemos de una amplia gama de productos para el embalaje de alimentos sensible desde el punto de vista higiénico. Nuestros sensores de acero inoxidable de las series 53C y 55C con certificación ECOLAB han sido desarrollados para realizar tareas de detección exigentes. Las cortinas ópticas de seguridad MLC 500-IP montadas en un tubo de protección adicional también están diseñadas para estos campos de aplicación y exigencias del entorno. Gracias al encapsulamiento de los equipos en un tubo de protección, estos alcanzan los elevados índices de protección IP 67 e IP 69K. Para la protección de puertas o compuertas se pueden utilizar los micros de seguridad con enclavamiento L250 que disponen de un diseño higiénico y el índice de protección adecuado.

01 Detección de recipientes durante el transporte

Requisito:
En una instalación de envasado para botes de yogur o botellas de leche, su posición en la cinta transportadora se debe detectar de forma fiable. Los sensores para esta aplicación deben soportar las exigentes condiciones ambientales del área blanca.

Solución:
La fotocélula reflexiva PRK 55C detecta fiablemente recipientes transparentes. El ajuste de la sensibilidad se puede realizar mediante una tecla de Teach. Una función de seguimiento (tracking) opcional compensa automáticamente la suciedad en el reflector o el sensor. La robusta carcasa de acero inoxidable con diseño Wash-Down alcanza el índice de protección IP 69K.

02 Determinación del nivel de llenado

Requisito:
El nivel de llenado debe ser idéntico en todas las botellas; debe evitarse el llenado insuficiente de las botellas. Para una detección fiable del nivel de llenado de líquidos acuosos en cualquier tipo de recipiente se pueden utilizar sensores ópticos en condiciones ambientales exigentes.

Solución:
Las fotocélulas de barrera LS55CI.H2O y LE55CI.H2O son ideales para la detección de líquidos acuosos gracias a la longitud de onda de los LED. El sistema emisor y receptor de la serie 55C de acero inoxidable con diseño Wash-Down tiene una elevada potencia de transiluminación y detecta asimismo líquidos en envases de color y recipientes con etiquetas de plástico.

03 Detección de embalajes blandos

Requisito:
Para controlar el transporte de una línea de transporte de una sola vía de embalajes blandos se debe detectar el flujo de mercancías. Con sensores ópticos se pueden detectar incluso los huecos más pequeños entre los embalajes blandos.

Solución:
Para la detección de huecos pequeños resulta ideal la fotocélula reflexiva PRK 55CL con punto de luz láser pequeño. Hay disponible un reflector en carcasa de acero inoxidable MTKS.5 idóneo para ello en varias dimensiones. Tanto el sensor como el reflector cuentan con la certificación ECOLAB.

04 Detección de embalajes exteriores

Requisito:
Cuando se agrupan productos idénticos en packs de mayor tamaño, estos se deben detectar de forma fiable independientemente de su forma, color y superficie. Los sensores de alto rendimiento son un prerequisito importante para alcanzar un alto grado de automatización.

Solución:
Las fotocélulas reflexivas PRK 46C son ideales para la detección de embalajes exteriores gracias a su alta reserva de funcionamiento y a sus buenas propiedades ópticas. Los sensores cuentan con un índice de protección IP 69K y certificación ECOLAB. También hay más modelos disponibles con diferentes geometrías del punto de luz.

05 Lectura de códigos para la supervisión del proceso

Requisito:
Para la supervisión del proceso y la trazabilidad, el código impreso sobre la tapa de un vaso se puede leer con un lector de códigos. Dado que con frecuencia no se puede garantizar la orientación del código, se deben utilizar lectores de códigos basados en lector CCD.

Solución:
El lector de códigos DCR 200i en carcasa de acero inoxidable es ideal para estos entornos gracias a sus diferentes cubiertas de la óptica, por ejemplo, de vidrio o de plástico. El navegador web integrado y las diferentes interfaces Ethernet industriales permiten utilizar el lector de códigos de forma flexible.

06 Detección de empalmes

Requisito:
Para que el proceso de producción sea seguro, se deben detectar los empalmes en la lámina de sellado y descartarse en un paso posterior del proceso. La detección debe ser, dentro de lo posible, independiente de los colores o las superficies.

Solución:
El sensor de horquilla por ultrasonidos IGSU 14E SD está optimizado para la detección de empalmes. La tecnología de ultrasonidos empleada se puede utilizar con material transparente y no transparente, así como con cualquier tipo de cintas adhesivas. El ajuste al material de base se puede realizar mediante un sencillo proceso de Teach.